ZacatecasOnline

miércoles, 26 de noviembre de 2014
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size


Halla la ASF anomalías por $6 millones en Mazapil

E-mail Imprimir
zacatecasonline: Compartir: Bookmark Google Yahoo MyWeb Del.icio.us Digg Facebook Myspace Reddit Ma.gnolia Stumble Upon Twitter TinyURL

El expresidente municipal y actual candidato a diputado debe justificarlo
El expresidente de Mazapil y candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a diputado local por el distrito de Concepción del Oro, Gregorio Macías Zúñiga, ejerció de manera irregular casi 6 millones de pesos, que deberá reintegrar o justificar para no ser sancionado.

En la revisión que hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Tesorería Municipal, así como las direcciones de Obras Públicas y de Desarrollo Económico, encontró 21 anomalías en el gasto de los recursos públicos federales.


Entre las observaciones está que hay varias obras inconclusas, pagos injustificados o en exceso, uso de los recursos para fines distintos a los marcados por la ley e incumplimiento en los contratos de construcción.

Se fiscalizaron 10.9 millones de pesos, que representan el 49.2% del Fondo para la Infraestructura Social Municipal, es decir, en más de la mitad de los gastos revisados de este fondo hubo irregularidades.

La ASF señala que se “promoverá ante las autoridades competentes el inicio y trámite del procedimiento conducente para que se apliquen una o más de las sanciones previstas, a quienes se desempeñaron por el periodo del 1 de enero al 31 de diciembre de 2008, como Presidente Municipal, Prof. Gregorio Macías Zúñiga; encargado de Desarrollo Económico y Social, Ing. Fco. Alejandro Acuña Villagrana, por haber incumplido con las obligaciones inherentes a su cargo al programar, autorizar y ejecutar recursos del fondo en obras y acciones no previstas en la ley”.

Anomalías
En la revisión que hizo personal de la Auditoría en el año 2009 a las obras que debían estar terminadas, se encontraron con varias anomalías, como en la construcción de un salón audiovisual con consultorio y dos sanitarios en Pozo Hidalgo, donde se ejerció un gasto por 195 mil de pesos.

Durante la supervisión encontraron una obra inconclusa y “abandonada”, además que el material que se supuestamente se adquirió para la construcción no se hallaba.

En la línea de distribución y red eléctrica en Estación Fuertes, en la cual se destinaron 1.2 millones de pesos, “se detectaron conceptos de obra pagados no ejecutados, correspondiente a la falta de suministro y colocación de 8 postes de concreto”, es decir, además de que está inconclusa no hay energía eléctrica.

La ASF detectó además varias obras sin terminar, a pesar de que los recursos fueron ejercidos desde el 2008, como pozos de agua potable, aulas en escuelas, pavimentación de calles, cerco de espacios públicos, entre otros.

Otra irregularidad es que en 2008 se pagaron 192 mil pesos a dos electricistas, pero no hay ningún documento que acredite que hicieron algo durante ese año.

De igual forma, algunos contratos no cumplen los requisitos mínimos, como la licitación, se omitieron proyectos, no hubo fianzas de vicios ocultos y no hay firmas de las nóminas para comprobar el pago a los trabajadores.

Las observaciones de la ASF coinciden con la opinión de la Auditoría Superior del Estado, que respecto de los recursos que se eligieron para fiscalizarse considera que “el municipio de Mazapil, Zacatecas, no cumplió con las disposiciones normativas aplicables a la administración, control, adjudicación, ejecución y destino respecto de las operaciones examinadas”.

El proceso está en la etapa de solventación, por lo que el expresidente podrá justificar aún los gastos indebidos o concluir las obras para evitar ser sancionado.


blog comments powered by Disqus